La victoria del régimen de al Asad en Guta es la mayor derrota para la lucha contra el racismo y el autoritarismo capitalista en todo el mundo

Quienes nos oponemos tanto al régimen de al Asad como a los yihadistas y a todas las potencias imperialistas, debemos centrarnos en un hecho evidente: el apoyo a Asad y Putin se ha convertido en un grito de guerra para las organizaciones y partidos supremacistas occidentales blancos, islamofóbos y antisemitas. Necesitamos mostrar que oponerse a la guerra del régimen de al Asad contra las masas sirias es absolutamente necesario para luchar contra el crecimiento de la supremacía blanca en los EE.UU. y en otros países occidentales. De hecho, es necesario para desafiar el crecimiento del autoritarismo capitalista en todo el mundo. La Siria de Asad podría ser nuestro futuro.

Autor: Frieda Afary    |     Traducción: Elena Cal

No faltan pruebas sobre la barbarie del régimen de al Asad. Con el apoyo de la Rusia de Putin y el régimen iraní, actualmente está masacrando a 400.000 civiles inocentes en Guta Oriental, un suburbio de Damasco que ha mantenido bajo asedio desde abril de 2013 y al que ha atacado con agentes de guerra química. Los intensos bombardeos y fuego de artillería diarios sobre Guta Oriental, que comenzaron en noviembre de 2017 y han provocado centenares de muertes de civiles inocentes en los últimos días, son parte de la destrucción sistemática de la revolución siria por parte del régimen de al Asad desde 2011. Guta también ha sufrido las prácticas del movimiento salafista reaccionario, Jaysh al-Islam, que ha reprimido y asesinado a activistas democráticos.

Mientras que las potencias estadounidenses y europeas, como Francia, derramaron lágrimas de cocodrilo por Guta, ahora debería estar claro que ni los EE.UU., ni ninguna de las potencias occidentales, jamás apoyaron genuinamente la revolución siria o quisieron derrocar al régimen de al Asad. A lo sumo, querían el régimen sin la persona de al Asad porque consideraban que el régimen era necesario para imponer la “estabilidad” en la región. Incluso en abril de 2017, cuando la administración Trump llevó a cabo un ataque con misiles contra una base aérea del gobierno sirio desde donde se lanzó un ataque químico, su objetivo era mostrar el poder imperial de los EE. UU.

Ninguno de estos poderes podría tener ninguna preocupación genuina por las masas sirias que se levantaron contra un régimen autoritario y carnicero. La base capitalista e imperialista de estos poderes no les permitiría hacerlo.

Necesidad de un nuevo discurso de solidaridad

Quienes nos oponemos tanto al régimen de al Asad como a los yihadistas y a todas las potencias imperialistas, necesitamos centrarnos en un hecho evidente: el autoritarismo que vemos en el régimen de al Asad, la Rusia de Putin y el régimen iraní también está creciendo cada vez más en los países occidentales. El Asadismo y el Putinismo podrían ser la cara del futuro de las democracias liberales occidentales. De hecho, el apoyo a Asad y Putin se ha convertido en un grito de guerra para las organizaciones y partidos supremacistas occidentales blancos, islamofóbos y antisemitas desde la extrema derecha de los EE.UU. a la ultraderechista Forza Nuova italiana, quienes se están convirtiendo cada vez más en una tendencia dominante.

Hacer frente a esta realidad también puede ayudarnos a encontrar un camino para avanzar en nuestro trabajo solidario: tenemos que demostrar que oponerse a la guerra del régimen de al Asad contra las masas sirias es absolutamente necesario para luchar contra el crecimiento de la supremacía blanca en los EE.UU. y otros países occidentales. De hecho, es necesario para desafiar el crecimiento del autoritarismo capitalista en todo el mundo. La Siria de al Asad podría ser nuestro futuro.

La evidencia actual de la relación entre el régimen de al Asad y la extrema derecha en los Estados Unidos y Europa revela que el totalitarismo asadista se ha convertido en una “inspiración” para varios partidos que representan la dirección más abiertamente autoritaria y racista del capitalismo.

http://www.aljazeera.com/news/2018/01/italian-fascists-adore-syria-bashar-al-assad-180125115153121.html

Por lo tanto, la necesidad de que nos opongamos al bombardeo del régimen de al Asad contra Guta oriental e Idlib es no solo una preocupación para las personas en Oriente Medio, sino también una preocupación para los activistas antirracistas de todo el mundo. Permitir que al Asad y sus aliados continúen sus masacres en nombre de la “lucha contra el terror” fortalecerá enormemente a aquellos que quieran repetir ese escenario en los Estados Unidos, Europa y otros lugares. Tendrá consecuencias para Black Lives Matter, los latinos, todas las personas de color, los musulmanes y judíos.

Apoyar a los kurdos requiere oponerse a Asad, a Erdoğan y a todos los poderes imperialistas

Con más detalle sobre Guta Oriental, la victoria actual del régimen de al Asad tendrá consecuencias directas y aterradoras para los kurdos en Afrin y Rojava. Desde el verano de 2012, el Partido de la Unión Democrática (PYD), que lidera la región autónoma de Rojava en el norte de Siria, ha afirmado que, si bien no apoya al régimen de al Asad, ha optado por no participar en los ataques contra él con el fin de avanzar en su propio proyecto político. La colaboración con Turquía por parte de la oposición siria contra al Asad y su apoyo al presidente turco Recep Tayyip Erdoğan también han convencido al PYD de que su postura frente al régimen de al Asad ha sido la correcta.

Sin embargo, desde el 20 de enero, cuando el gobierno autoritario de Erdoğan intensificó su guerra contra los kurdos y atacó el cantón Afrin con el apoyo de Rusia, y utilizando combatientes árabes sirios del Ejército Libre Sirio anti Asad y las fuerzas fundamentalistas islámicas, el liderazgo del PYD ha pedido abiertamente al régimen de al Asad que lo ayudase. El 22 de febrero, después de una reunión entre Saban Hamo, un líder de las Unidades de Protección del Pueblo Kurdo (YPG) y funcionarios del gobierno ruso y sirio, con el respaldo de Irán, las milicias del régimen sirio entraron en Afrin.

¿Cómo podría un régimen asesino que actualmente se dedica a diezmar a la gente de Guta Oriental y ha sido responsable, durante los últimos siete años, del asesinato de medio millón de civiles en su mayoría inocentes, ser llamado a “salvar” a las masas kurdas? Este régimen también practica políticas árabes extremamente racistas y nacionalistas hacia los kurdos, algunos de los cuales ni siquiera fueron reconocidos como ciudadanos sirios hasta 2011.

El régimen sirio podría negociar un acuerdo con el gobierno de Erdoğan y Rusia, y obtener el control total y oficial de la región de Rojava y, por lo tanto, detener temporalmente los ataques terrestres y aéreos turcos contra Afrin. Sin embargo, el acuerdo del PYD con el régimen de al Asad solo intercambiaría un asalto brutal por otro. Lo que se llamó la región autónoma de Rojava ya no puede continuar bajo estas condiciones.

Hace dos años, cuando se formó la Alianza de Socialistas Sirios e Iraníes, su declaración de principios fundacional decía lo siguiente: “Mientras insistimos en defender una posición de principios de apoyo al movimiento de liberación nacional kurda y su lucha por la autodeterminación en Iraq, Siria, Turquía e Irán, creemos que también es necesario cuestionar a muchos que en la izquierda separan la lucha por la autodeterminación del pueblo kurdo en Siria de la dinámica de la revolución siria. Fue la revolución siria de 2011 la que hizo posible la creación de los cantones autónomos en Rojava. Sin una revolución siria no puede haber una Rojava democrática. . . . La liberación y emancipación del pueblo kurdo está vinculada a la liberación y emancipación de los pueblos de la región”.

Esta declaración es más cierta que nunca. La victoria del régimen de al Asad y sus aliados en Guta Oriental es una gran derrota no solo para los revolucionarios árabes sirios, sino también para los kurdos, todas las demás etnias en Siria y todos aquellos que combaten el racismo y el autoritarismo capitalista en todo el mundo.

Frieda Afary

24 de febrero de 2018

Ver también la declaración del 24 de enero de 2018 de la Alianza de Socialistas de Oriente Medio

Solidaridad con Afrin, Guta, Idlib contra todos los ataques militares

https://floresendaraya.wordpress.com/2018/01/31/solidaridad-con-afrin-al-ghouta-e-idlib-contra-todos-los-ataques-militares/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s