Kafr Batna: ataque aéreo en un mercado – 5 de marzo de 2018

Autora: Cilina Nasser      |      Traducción: Elena Cal

Publicado originalmente en inglés en el blog de la autora      8 de marzo de 2018

Esta es la primera de una serie de artículos que investigan los ataques ilícitos desde que la ofensiva militar comenzó el 18 de febrero de 2018 por las fuerzas del gobierno sirio respaldado por Rusia para erradicar los grupos armados de oposición con base en Ghouta Oriental, Siria. Estos incluyen el uso de ataques indiscriminados y desproporcionados, con armas pesadas inadecuadas en áreas residenciales pobladas y la falta de precauciones necesarias en el ataque, lo que resulta en muertes y lesiones civiles y la destrucción y daño de infraestructura civil. Los ataques son investigados por Cilina Nasser en una iniciativa personal para contribuir a revelar los crímenes de guerra cometidos contra civiles en Ghouta Oriental.

Existen limitaciones para esta inspección: la investigadora no está en Ghouta Oriental para examinar la ubicación de los ataques; no hay recursos financieros para usar tecnología satélite para mostrar los efectos del antes y después de la ofensiva en curso; Ghouta Oriental está bajo asedio desde 2013 y, como resultado, no hay refugiados que hayan abandonado el área y cruzado la frontera con el Líbano durante esta ofensiva para ser entrevistados en persona.

Por lo tanto, la investigadora se ha basado en la comunicación telefónica y en línea con las víctimas y los testigos y ha verificado su identidad con otras personas. La investigadora ha corroborado los testimonios de los testigos a través de su pauta de preguntas y comparando la información que proporcionaron con los relatos del mismo incidente dados por otras fuentes.

La intensidad del bombardeo de Ghouta Oriental a veces ha interrumpido el trabajo de seguimiento en ciertos casos. Por ejemplo, al investigar el ataque al mercado de Kafr Batna a continuación, una fuente médica dijo que había seis niños entre los fallecidos, pero no respondió a una pregunta de seguimiento sobre los detalles de estos niños. Por lo tanto, este blog de investigación indica que al menos un niño ha sido asesinado en el mercado porque tiene el testimonio de otro testigo de la muerte de este niño.

Cuatro testigos fueron entrevistados por separado los días 6 y 7 de marzo de 2018 sobre el ataque indicado más abajo: dos miembros de la Defensa Civil que fueron enviados a la escena inmediatamente después del ataque, un activista de medios que cubrió los ataques y una médica del centro sanitario que recibió a las víctimas de estos ataques.

Ataque aéreo en el mercado de la ciudad

El 5 de marzo de 2018, la calle principal de la ciudad de Kafr Batna y un edificio residencial cercano fueron alcanzados uno tras otro por un avión que mató a 22 personas, incluido al menos un niño e hiriendo a docenas.

Los testigos entrevistados dijeron haber escuchado al menos cuatro misiles y que el momento del ataque fue probablemente alrededor de las 6½ de la tarde, según un activista de medios que verificó el momento de los mensajes telefónicos recibidos y enviados sobre el ataque, justo después de escuchar el sonido de los misiles.

La mayoría de las víctimas se encontraban en la calle principal, uno de los principales mercados de Kafr Batna, con 20 personas muertas y docenas de ellas heridas. Otros dos hombres murieron en un edificio residencial cercano que fue alcanzado segundos después del bombardeo del mercado.

La doctora del centro médico que recibió a las víctimas dijo que la mayoría de los heridos sufrían lesiones graves y / o múltiples, incluida la cabeza, tórax, estómago, así como algunas lesiones que causaron o requirieron la amputación.

Un voluntario de la Defensa Civil, que estaba en la calle principal antes del ataque y regresó al área después del ataque para ayudar a los heridos, cuenta lo sucedido:

“Pasé por el mercado alcanzado por misiles solo de cinco a 10 minutos antes del ataque aéreo… estaba abarrotado y probablemente había allí más de 80 personas… En días normales antes de la reciente ofensiva militar [que comenzó el 18 de febrero], habría 300 a 400 personas …

La mayor parte del bombardeo de ese día había caído en pueblos cercanos como Hazze, Jisreen, Saqba y Hammouriye con solo un ataque en Kafr Batna ese dí,a que mató a un hombre… Había una relativa tranquilidad y los vendedores colocaron sus productos en mesas a lo largo de la calle, cantidades muy limitadas de cosas diferentes… por lo general, eso significa unas pocas bolsas pequeñas de harina, vegetales cultivados en Ghouta Oriental, como espinacas, perejil, lechuga y coliflor, y galletas para los niños.

Cuando el avión atacó la calle, mis colegas y yo entramos en las ambulancias y corrimos hacia allí… fue terrible, muy difícil… estaba a oscuras y no nos atrevimos a encender las luces para que el avión no volviese y nos atacase… no podíamos ver nada… así que comenzamos a seguir el sonido de los gritos de dolor y las peticiones de ayuda. Así es como supimos dónde estaban las personas heridas y corrimos hacia las voces que escuchábamos, las llevamos a la ambulancia y trasladamos al centro médico más cercano.

Colocamos a entre cinco y siete personas en cada ambulancia para evacuar el área lo más rápido posible por temor a que el avión de combate volviera y nos atacase”.

Otro voluntario de la Defensa Civil, que fue a la calle principal minutos después de ser atacada, dio una explicación similar de lo sucedido. Mientras transportaba a los heridos, su ambulancia se estrelló con otra ambulancia, porque ambos vehículos tenían sus luces apagadas para evitar ser atacados.

“Cuando llegamos a la zona atacada, era como si el Día de la Resurrección hubiera llegado… solo oíamos gritos y a la gente y a los niños gimiendo de dolor… estaba tan oscuro que seguimos las voces [de los heridos]. Había aviones sobrevolándonos así que no pudimos usar las luces. 

Llevábamos a cuatro heridos, un hombre y tres niños de entre 12 y 13 años, en nuestra ambulancia… a un niño le corría sangre por la cabeza; otro niño tenía dos heridas, en la mano y el hombro… No pude ver la lesión del hombre porque estaba cubierto de polvo y tenía sangre en las manos, la ropa y la cara…

Conducíamos con las luces [de la ambulancia] apagadas para que los aviones no nos atacasen. Cuando entramos en la calle que lleva al hospital, chocamos de frente con otra ambulancia que se dirigía a recoger heridos… Los niños heridos que estaban con nosotros y gemían de dolor antes del accidente comenzaron a gritar cuando nos estrellamos pensando que ahora el avión de combate nos había atacado… lo único que podía escuchar era a niños gritando: “por favor, Dios, por favor, Dios”.

Como resultado del accidente, tuve una lesión en los párpados y hematomas en el cuello y los hombros, y mi colega tenía hematomas en la espalda, cuello y hombros”.

Un activista de medios estaba en las instalaciones médicas cuando un niño de la familia Hanana fue traído del mercado. Y dice:

“Tan pronto como llegó el niño, la médico le abrió la chaqueta para sacársela y poder examinarlo y vi dos paquetes de cigarrillos en los bolsillos interiores de la chaqueta, al parecer para vender cigarrillos individuales, como es habitual en este mercado… normalmente la gente que necesita algo, iría al mercado, compraría lo que necesitara y marcharía rápidamente. Así que todos los que fueron asesinados o heridos eran vendedores o niños vendiendo cigarrillos o compradores.

La médica hizo todo lo que pudo para salvar al niño, pero murió”.

Ataques a edificios residenciales

Al menos un edificio residencial fue impactado como mínimo por un misil en cuestión de segundos, ya sea antes o después del bombardeo del mercado. El edificio está a solo una calle del mercado, lo que hizo creer a la gente que un solo avión había atacado ambos objetivos.

Los rescatadores de la Defensa Civil recuperaron los cuerpos del dentista Ahmad Wehbe y a un miembro de la familia que se cree era su suegro, Sobhi al-Bahsh. Rescataron a dos mujeres y al menos a dos niños, al parecer miembros de la familia de Ahmad Wehbe. Un médico dijo que Ahmad Wehbe solía ayudar en las emergencias y proporcionar, en las instalaciones médicas en Kafr Batna, los primeros auxilios en caso de lesiones.

Anteriormente, hacia las 4:10 de la tarde del mismo día, al menos un misil impactó en una zona residencial de Kafr Batna, a unos 400 metros del mercado, según un miembro de la defensa civil que acudió a la escena para rescatar a los heridos. Un hombre, Mohammad Arafa, del cercano pueblo de Hazze, fue asesinado mientras caminaba por la calle y tres hombres y cuatro niños resultaron heridos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s