Testimonio ante la ONU de Nivin Hotary desde Ghouta Oriental

Palabras de: Nivin Hotary      |      Traducción: Elena Cal

Publicado originalmente en inglés por la ONG siria Women Now for Development en su página de Facebook      |     12/03/2018)

Las palabras de nuestra colega Nivin Hotary en una audiencia del Consejo de Seguridad de la ONU con respecto a la implementación del cese de hostilidades (del gobierno) de Siria desde la perspectiva siria en el interior de Ghouta.

Nivin ha arriesgado su vida y se enfrenta al bombardeo en curso para hacer su intervención y testificar sobre la situación de los civiles, especialmente de las madres.

“Mi nombre es Nivin y tengo 38 años. Quiero presentarme como madre de dos niños de la sitiada Ghouta oriental. Mi hija Maya tiene cinco años. Sí, ella nació durante la revolución. Unos meses después de que diera a luz, se cortó la electricidad en todo Ghouta. Y así sigue hasta el día de hoy.

Maya no ha podido recibir todas sus vacunas. Hay muchos niños que no han recibido una sola. En este momento, los medicamentos, alimentos para bebés y suministros médicos son parte de las líneas rojas del régimen sirio y han prohibido categóricamente que entren en Ghouta. Creo que el personal de los convoys de las Naciones Unidas lo sabe.

Mi hija escuchó el sonido del bombardeo por primera vez mientras aún estaba dentro de mí. Entonces corrí con ella en busca de refugio. Y ahora lo seguimos buscando… buscando un lugar seguro.

Hemos estado sitiados durante tres semanas en sótanos que solo describiré como debajo de los estándares de lujo de las cámaras de su consejo. Hablaré brevemente sobre estas últimas tres semanas.

Testifico que personalmente, como todas las demás familias en Ghouta, me veo obligada a permanecer en estos subsuelos que en realidad son sótanos y no refugios. Son mohosas mazmorras de suciedad, no están equipadas con servicios de agua o fontanería porque están destinadas a ser las bodegas de los edificios, no construidas para ser aptas para la vida humana. Estoy obligada a quedarme aquí porque el régimen de Assad y las fuerzas rusas nos bombardean a diario con bombas de barril y de racimo, napalm y todos los demás tipos de bombas.

Testifico que personalmente he estado expuesta a bombardeos de racimo, gas de cloro, morteros y lo que llamamos misiles “elefantes”.

Y he vivido los momentos de terror que acompañan al sonido del bombardeo. El sonido que luego nos deja sordos por unos segundos. Y conozco la tensión que crean después estos ataques y los incendios que provocan. No os hablaré de las lesiones que dejan atrás, para no crispar sus emociones.

Testifico que la mayoría de los días estamos comiendo un almuerzo diario y la mayoría de las veces esta comida es una rebanada de pan de cebada. Y sé que hay personas que sueñan con conseguir una porción de una rebanada de pan de cebada y ni siquiera pueden asegurarla.

Testifico que hay niños que sufren muchas enfermedades debido a las dificultades que esta vida conlleva. Las enfermedades respiratorias se han propagado debido al frío y la humedad de las bodegas, y las enfermedades gastrointestinales debido al tipo de alimento que digerimos.

Testifico que el terror y el miedo se han apoderado de nuestros niños y que ustedes son conscientes de sus consecuencias psicológicas ahora y en el futuro.

Nuestros niños en sus primeros años de vida no separan las manos de sus oídos porque han sobrevivido a los bombardeos y los sonidos y el miedo que los acompañan.

Hay muchas historias trágicas que quizás ustedes prefieran no escuchar, pero que son obvias dadas las circunstancias.

Testifico que he oído hablar de varios nacimientos en estos sucios sótanos. La madre no ha podido ser trasladada a los hospitales porque muchos están fuera de servicio, siendo blanco del régimen desde el primer día. Las familias no pueden mover a la madre a ningún lugar limpio fuera de los sótanos debido a la intensidad del ataque diario del régimen y de Rusia, que ni siquiera se detiene por la noche.

Testifico que Rusia no ha cumplido con su tregua temporal y que el bombardeo ha continuado durante las horas de tregua.

Testifico que en estos sótanos hay pacientes enfermos y ancianos que necesitan tratamiento urgente.

Testifico que si en las próximas horas no se toman decisiones efectivas para detener las masacres, nos enfrentaremos a un nuevo Srebrenica. Esto se debe a que el régimen está avanzando a través del territorio de Ghouta y sabemos por experiencia previa que cuando entra el régimen lleva a cabo masacres y ejecuciones en el acto.

No sé cómo pueden ustedes aceptar que vivamos esta realidad catastrófica durante siete años en la que participan directamente las fuerzas del delegado ruso. Y de hecho todos ustedes están involucrados como resultado de la debilidad de las resoluciones de su Consejo.

Su función es mantener la paz y la seguridad internacionales. Los misiles, proyectiles, ataques aéreos, bombas de barril, cloro y napalm no son los medios previstos para que ustedes cumplan con el papel que se le ha asignado.

Su rol requiere decisión y acción inmediata para detener las masacres y la limpieza étnica que no quieren que suceda y por los cuales no quieren responsabilidades.

Su responsabilidad con los niños, mujeres, ancianos y la historia requiere una acción inmediata para poner fin a esta catástrofe.

Tomar medidas decisivas y disuasivas inmediatas para detener esta masacre será el mejor servicio que puedan ofrecer a la humanidad.

Esto debe ser particularmente evidente después de los breves minutos de esta explicación de la catástrofe que estamos viviendo a causa de su dilación en los últimos siete años.

Comprendan que para nosotros el desplazamiento es un castigo y no una solución.

Nuestra demanda desde el comienzo de la revolución es por nuestro derecho a elegir quién nos gobierna.

Y creo que todos ustedes en sus países desean los mismos derechos. Por lo tanto, no nos castiguen y propongan el desplazamiento como una solución.

En virtud de nuestra experiencia con el régimen, estamos seguros del destino que aguarda a quienes se vayan por el paso que el régimen afirma abrir: detención, tortura y muerte. Estos son los resultados más probables.

Tienen ustedes un deber hacia nosotros y por el bien de su gente. Estamos todos esperando que tomen una decisión seria al final de esta reunión. Una decisión con garantías. Una decisión que se implementará de inmediato y no con el retraso de pocas horas, porque cada minuto es una oportunidad para matarnos.

Una decisión clara sin lagunas, que requiera un cese total del bombardeo y la apertura de todos los pasos para que se levante por completo el asedio.

Propongo que abran ustedes una oficina en Ghouta con la presencia de sus representantes para asegurar que su decisión se implemente en serio.

El destino de 400,000 personas sitiadas en el este de Ghouta está ahora en sus manos.

Solicitamos que esta vez tomen una decisión que devuelva la vida a cientos de miles en Ghouta amenazados por la muerte bajo los escombros de sus propios hogares. Muchos entre los nuestros ya han fallecido de esta manera.

Finalmente, me gustaría dirigirme a los delegados de Rusia y China. Cada vez que usan su veto contra nosotros, están ustedes contribuyendo a que nos maten.

Por favor, esta vez actúen con su humanidad y no utilicen su veto para seguir matando.

Gracias.”


Foto de portada: Consejo de Seguridad de la ONU (NY). Autor: Patrick Gruban (CC BY-SA 3.0)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s