Lucha común, solidaridad mutua

Autora: Leila Al Shami   |      Traducción: Elena Cal

Publicado originalmente en inglés en: Leila’s Blog,  29 de juio 2014

Pasé mucho tiempo en Gaza durante los dos primeros años de la revolución siria. A diferencia de otros contextos sociales, donde a menudo dudaba en hablar de Siria temerosa de tener que lidiar con reacciones estúpidas o análisis banales, para las personas que traté en Gaza no era problemático. Los habitantes de Gaza, que experimentan el terror a diario, no dejaban de preguntarme cómo estaba mi familia en Siria, o expresaban su solidaridad con el levantamiento sirio contra el terror del régimen de Assad. A través de su propia experiencia, se identificaban con el sufrimiento del pueblo sirio, entendieron su deseo de libertad y apoyaron su resistencia a la tiranía.

La noticia de que más de mil personas han muerto en la última masacre de Israel en Gaza es espeluznante. Uno de los ejércitos más avanzados del mundo está lanzando bombas sobre 1.8 millones de personas, más de la mitad de ellas menores de edad. No hay lugar al que los habitantes de Gaza puedan escapar con sus familias o buscar refugio y protección. Están bajo bloqueo, encerrados en una prisión al aire libre, en uno de los lugares más densamente poblados de la Tierra. Familias enteras han sido masacradas; casas destruidas; hospitales, escuelas y servicios esenciales como el suministro de agua y electricidad han sido atacados. Un horror más allá de las palabras.

Una vez más, el Estado sionista continúa su ataque con la aquiescencia, o peor, la complicidad directa de los poderes regionales que nunca han hecho nada mejor que expresar una retórica vacía en apoyo de la resistencia palestina. En realidad, han hecho cosas mucho peores. El régimen de Sisi, en Egipto, colabora con Israel para mantener el bloqueo, y con Israel y Arabia Saudita para presionar a la resistencia palestina a someterse a un alto el fuego en los términos de Israel. Mientras tanto, Sisi envía armas para apoyar la tiranía de Assad en Siria y aplasta a la oposición política en casa. El régimen de Assad, ese supuesto bastión de la lucha del pueblo palestino por la liberación, no ha disparado un solo cohete en dirección a su frontera con Israel desde 1973. Actualmente se ocupa de aplastar al pueblo palestino en el campamento de Yarmuk, Damasco, imponiendo su propio bloqueo devastador y haciendo llover bombas sobre la población civil en Aleppo. Y la Autoridad Palestina, con su ilusorio engaño de cuasi-estado, ha demostrado una vez más que no es más que un títere israelí y occidental contratado al servicio de la ocupación y la élite de Ramala.

Pero la gente de la región no está representada por sus líderes. Se han celebrado protestas de solidaridad con Gaza en Yemen, Kuwait, Marruecos, Túnez, Jordania y el Líbano. En Egipto, en las protestas regulares contra el régimen golpista de Sisi, la gente canta por Gaza. Lo mismo en Siria, incluso cuando caen las bombas de barril de Assad en áreas residenciales, incluso cuando el Estado islámico lleva a cabo su masacre expansionista, incluso este mes, que ha sido testigo de la muerte de más de 3000 sirios, las mujeres y hombres desde Alepo a Daraa han alentado consignas en solidaridad con sus hermanos y hermanas en Gaza. Al otro lado de Cisjordania y los territorios del 48, el pueblo palestino se ha alzado con valentía en cantidades no vistas desde las Intifadas.

Así como la lucha para detener las bombas en Gaza no debería separarse de la lucha más amplia para detener el proyecto sionista colonial y de apartheid, respaldado por los poderes imperiales, tampoco la lucha del pueblo palestino debe divorciarse de la lucha más amplia por la libertad y la emancipación de la tiranía en toda la región. Solo cuando las aspiraciones revolucionarias de la gente de la región se hagan realidad, solo cuando los pueblos se liberen del yugo de los líderes árabes actuales y de los Estados que los respaldan, la liberación de Palestina atravesará todas las ciudades de la región y se traducirá en acción práctica, al lado de la resistencia palestina, para derrotar al proyecto colonial sionista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s