Guerra siria, año 7: la era de la guerra cibernética

Autor: Alianza de Socialistas de Oriente Medio      |      Traducción: Elena Cal

Publicado originalmente en inglés en: www.allianceofmesocialists.org, 13 de abril 2018

Nos encontramos atrapados entre el fuego cruzado de dos batallas: una que está aniquilando las formas de vivir en Siria, la otra es la batalla de ideas que entran en conflicto en las ciberesferas. En los últimos años, el mundo virtual se ha convertido en un espacio definitorio para ejercer el pensamiento libre y el debate político. Pero como reveló el escándalo de Cambridge Analytica, el mundo virtual al igual que el mundo material, se vende al mejor postor bajo el capitalismo. Esto lo hace susceptible a la extorsión, la explotación y la manipulación. La propaganda mediática y las campañas de desinformación respaldadas por Rusia han manipulado con éxito la opinión pública y han paralizado la respuesta humani­taria a la destrozada población siria.

Por Joanna Aziz

12 de abril de 2018

Hemos empezado el séptimo año de la guerra siria. Nos encontramos atrapados entre el fuego cruzado de dos batallas: una que está aniquilando las formas de vivir en Siria, la otra es la batalla de ideas que entran en conflicto en las ciberesferas. En los últimos años, el mundo virtual se ha convertido en un espacio definitorio para ejercer el pensamiento libre y el debate político. Pero como reveló el escándalo de Cambridge Analytica, el mundo virtual al igual que el mundo material, se vende al mejor postor bajo el capitalismo. Esto lo hace susceptible a la extor­sión, la explotación y la manipulación. La propaganda mediática y las campañas de desinformación respaldadas por Rusia han manipulado con éxito la opinión pública y han paralizado la respuesta humanitaria a la destrozada población siria. Lo que comenzó con un grupo de chicos de secundaria en la pequeña ciudad de Daraa, en Siria, ha terminado en una de las guerras más mortíferas del siglo XXI, un espacio seguro para los dictadores y un terreno de juegos para los poderes globales.

Durante los últimos 7 años, las víctimas humanas de la guerra siria han sumado más de 500.000 muertes, incluyendo a más de 3.000 solo este año, 6 millones de desplazados internos y 5 millones de refugiados en todo el mundo. La Red Siria de Derechos Humanos (Syrian Network of Human Rights, SNHR) ha informado sobre  unas 70.000 bombas de barril arrojadas por el régimen de Assad desde 2012. El uso de armamento arbitrario y discriminatorio se ha extendido hasta la utilización de gas químico como el sarín y el fósforo. El personal de rescate informa de al menos 70 personas muertas y 1000 heridas en un reciente ataque con cloro en la ciudad de Duma a principios de abril de 2018. El gobierno sirio, con el apoyo de Rusia e Irán, respondió que tales afirmaciones son “absurdas”. Además, las invenciones propagadas por las redes sociales en Estados Unidos, se han utilizado como un mecanismo para diseminar noticias falsas que llevan a una saturación de verdades empíricas en Internet, dejando en un estado de confusión y escepticismo en lo que respecta a Siria a muchas personas en Oriente y Occidente.

En este artículo, trataremos de las 3 principales posturas adoptadas por la gente en relación con la guerra siria.

 

1. La posición pro-Assad anti-imperialismo norteamericano

Una breve mirada al debate en Internet mostrará que muchos han adoptado una postura pro-Assad anti-imperialismo norteamericano. Esto se debe a 3 razones principales:

  • Disminución general de la confianza en las instituciones y los medios de comunicación dominantes
  • Campañas de desinformación respaldadas por Siria y Rusia
  • El historial americano de instigar guerras en Oriente Medio

 

image001

 

Durante los últimos años, hemos sido testigos de una disminución drástica en la confianza en los gobiernos y los principales medios de comunicación. De hecho, casi un 70% de personas están preocupadas por el uso de noticias falsas como “un arma”. Esto es especialmente cierto para los Estados Unidos, que experimentaron una caída de confianza de 37 puntos hacia todas las instituciones según el Barómetro de confianza Edelman 2018. Richard Edelman, director general de la compañía Edelman, atribuye esta ‘crisis de confianza’ no a cuestiones económicas, sino a ‘la falta de hechos objetivos y discurso racional’.

Este fue el principal incentivo detrás de las campañas de desinformación rusas. Es decir, llenar el mundo cibernético con narrativas conflictivas para que el valor de los hechos objetivos disminuya. Por lo que podemos deducir de la opinión en línea sobre los ataques químicos sirios y los Cascos Blancos, la fórmula funciona.

image003-1024x502.png

 

Canales de noticias como RT y Sputnik han descartado repetidamente como noticias falsas los ataques químicos del régimen sirio. Los medios de comunicación procedieron a fomentar la idea de que las mentiras sobre los ataques químicos son intentos de los Estados Unidos para entrar en Siria con objetivos imperialistas. Los videos compartidos en las redes sociales por medios pro-Assad, como Syrian News1, presentan el ataque químico como una escena falsa interpretada por niños instruidos por “terroristas” antigubernamentales. No es difícil detectar las diferencias entre los videos reales del ataque químico y el publicado por Syrian News1. En primer lugar, el mensaje emitido del video compartido por los partidarios del régimen de Assad no es que digamos sutil. Hay enormes banderas de la revolución al fondo y los primeros planos de niños fingiendo espasmos le sirven para alimentar a su público. En segundo lugar, el examen del video real muestra a bebés de 3 meses que yacen sin vida durante más de un minuto. Eso es imposible de falsificar a menos que esa criatura estuviera en realidad muerta, en este caso, asesinada. Desafortunadamente, muchas personas están compartiendo el video de Syrian News1 creyendo que los ataques químicos son falsos y que no son más que una estratagema de Trump.

Noticias de Siria1

Ataque químico a Duma

Tanto The Syria Campaign como The Guardian han informado sobre cómo las campañas de desprestigio conectadas con cuentas falsas pro-Kremlin produjeron un clima de confrontación en línea con respecto a la Defensa Civil Siria, también conocida como los Cascos Blancos. Se elaboró un instrumento llamado Hoaxy para trazar la propagación de la desinformación en línea, detectando que los tweets que atacan a los Cascos Blancos al vincularlos con organizaciones terroristas han llegado a unas 56 millones de personas. El informe también expone cómo “los rumores, las teorías de la conspiración y las verdades a medias pululan hasta la cima de los algoritmos de búsqueda de YouTube, Google y Twitter”.

image005

Esta fue la narrativa dominante de los medios en línea, convirtiéndola en la principal fuente de información que consume la gente. Las falsedades combinadas con la trayectoria real de intervención imperialista liderada por Estados Unidos en Oriente Medio, llevó a muchos a apoyar a Bashar al-Assad. Comparándola con el imperialismo norteamericano y con las organizaciones terroristas, esta narrativa pinta a Bashar al-Assad como el menor de los dos males y un combatiente contra los agentes imperialistas.

Curiosamente, esta posición ha sido adoptada tanto por partidos políticos de izquierda como de derecha. El autor y columnista Ruslan Trad ha condenado esta postura calificándola de hipócrita. “Históricamente, la izquierda occidental se ha puesto del lado de los oprimidos palestinos y esa elección no podría ser más lógica: los antiimperialistas modernos afirman que Rusia es necesaria para mantener el equilibrio. ¿Realmente tenemos que elegir entre las doctrinas imperiales norteamericanas y las rusas?Este posicionamiento no reconoce el opresivo reinado del régimen de Assad y las luchas que llevaron al movimiento de masas en búsqueda de la autodeterminación en Siria.

 

2. La posición silenciosa

La escala de sufrimiento experimentada en Siria es insuperable. Los médicos han acuñado un nuevo término “Síndrome de Devastación Humana” para explicarlo mejor. Afirmaron que la infancia siria ha experimentado más traumas y mayor dolor físico y emocional que el observado en tiempos de guerra por cualquier profesional médico y posiblemente soldados.

“Hemos hablado con niños que han visto a seres humanos destrozados, que solían ser sus padres o hermanos. Entre ellos, muchos padecen discapacidad física. Amputaciones. Heridas graves. Y de alguna manera han llegado al campamento de refugiados. El sufrimiento de la infancia siria continúa mientras soportan la pobreza y la explotación de la vida en un campo de refugiados “, dice el doctor Hamza.

image007.png

A principios de esta semana han aparecido imágenes de hombres, mujeres y niños sofocados con pupilas puntiformes, convulsiones, espasmos y echando espuma por la boca. El video de montones de cadáveres como resultado del reciente ataque químico circuló por la web, sin embargo, el silencio se repite. Durante los últimos 7 años, la comunidad internacional ha visto cómo la crisis humanitaria en Siria se intensifica y empeora sin interferencias. Algunas personas son conscientes de la situación pero sin repercusiones y se abstienen de tomar cualquier medida.

Imágenes satelitales y de drones de Raqqa muestran una ciudad inhabitable arrasada en ruinas

Imágenes de Middle Easte Eye

A nivel individual, este fenómeno puede explicarse desde dos perspectivas psicológicas: el efecto de espectador y la fatiga de compasión. El efecto espectador es un fenómeno psicológico en la sociedad que define la falta de voluntad de una persona para intervenir durante un momento de emergencia o crisis. La dispersión tanto de la responsabilidad como de actuar debidamente se convierten en un catalizador inhibidor que impide que muchos reconozcan la realidad de una situación. Hemos experimentado esta forma de respuesta reprimida en otros casos de masacre como el genocidio de Ruanda que observó el asesinato de 800.000 personas.

La fatiga por compasión es la noción de que las personas tenemos una capacidad limitada de empatía hacia los demás antes de volvernos insensibles. En su último artículo, Nick Paton, corresponsal de CNN, declara: “Occidente debe dejar de fingir que está desconsolado por el conflicto sirio y simplemente aceptar que no le importa”. Explica además que no se han tomado medidas serias porque los acontecimientos (en Siria) no están afectando directamente la vida de las personas.

Me gustaría extender la propuesta de Paton y sugerir que la actual inacción se debe además a una perspectiva eurocéntrica, al aumento del nacionalismo y al sentimiento anti-refugiado.

 

3. La posición solidaria

El caso de la revolución siria es sorprendente. En medio del sufrimiento hay un innegable espíritu de lucha. Un afán que está siendo contagiado y encontrando apoyo en todos los continentes. Los valores de la revolución, basados en la libertad y la cooperación contra un régimen despótico, están señalando la posibilidad de sistemas alternativos.

A continuación hay una colección de testimonios de activistas y personas que expresan su solidaridad con el pueblo sirio y su insurrección.

image009.png
Argentina
image011.png
Lyon, Francia
image013.png
Moscú, Rusia
image015.png
Barcelona, España
image017.png
Bélgica
image019.png
Azerbaiyán

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s