Relato de un martirio: el activista noviolento Yahia Sharbaji ejecutado en prisión

Autoría: Enab Baladi      |      Traducción: Carlos Pérez Barranco

Publicación original en inglés en Enab Baladi, 24 de julio, 2018

“Ser asesinado es preferible a ser un asesino”, dijo una vez Yahia Shrbaji, en lo que podría ser la mejor expresión pronunciada por un activista político no-violento, detenido por el régimen sirio y ejecutado en prisión.

El 23 de julio, la familia del activista político sirio anunció haber recibido la confirmación de su muerte por tortura en los centros de detención del régimen sirio, junto con su hermano Ma’an (Mohammad Taha) Sharabji.

Los dos hermanos fueron detenidos junto a Ghyath Matar a manos de la División de Inteligencia Aérea el 6 de septiembre de 2011.

La familia explicó que Yahia fue asesinado el 15 de enero de 2013, mientras que Ma’an fue asesinado el 13 de diciembre del mismo año.

Yahia fue una de las personas que se esforzó enormemente para que las manifestaciones contra el régimen sirio en 2011 fueran pacíficas. Su respuesta a una pregunta en una entrevista en “al-Arabiya”, sobre por qué se ofrecían agua y flores a las fuerzas de seguridad y al ejército a pesar de la violenta represión, fue la siguiente: “¿Cómo se las arregló el régimen para deformar a la gente hasta tal punto? Para que un shabih, miembro de los grupos de matones pro régimen, pueda matar a sus hermanos en casa; el régimen ha deshumanizado a la gente desde dentro.”

“Insistimos en la paz, en construir una nueva Siria sin violencia; una Siria que pueda resolver sus problemas internos racionalmente, no con las armas, como está acostumbrado a hacer este régimen para resolver sus problemas con el pueblo. Así, cuando ofrecemos flores, nos las estamos ofreciendo a nosotros mismos en primer lugar”.

Hay documentadas más de 2,000 personas de la ciudad de Darayya detenidas por los servicios de seguridad sirios, según los datos de “Darayya Detainees”, un grupo de activistas especializados que siguen la causa de estos detenidos.

En 2011 y 2012, los servicios de seguridad detuvieron a un gran número de líderes de primera línea del movimiento pacífico, cuyo destino se desconocía. En los últimos días, sin embargo, los nombres de los detenidos que han sido torturados hasta la muerte han empezado a llegar al Departamento del Estado Civil, años después de esperar noticias sobre ellos.

Yahia inició su actividad social y política en 2003, con acciones sociales que enfatizan la necesidad de iniciar cambios a nivel individual. Con un grupo de activistas de Darayya, pertenecientes a la escuela del educador Abdul Akram Al-Sakka, lanzó un proyecto llamado “hasta que cambien lo que llevan dentro”.

El proyecto pedía negarse a sobornar; también tenía como objetivo limpiar las calles y los sectores de la ciudad y boicotear los productos estadounidenses. Luego fue detenido por las fuerzas de seguridad el 3 de mayo de 2008. Pasó dos años y medio de detención arbitraria después de un juicio militar secreto en el que fue condenado a cuatro años de prisión, se le despojó de sus derechos civiles y se le prohibió viajar.

A principios de 2011, Yahia se unió a la revolución siria y participó en la gestión de las manifestaciones de Darayya. Pidió que las demandas populares se ciñeran al cambio y a la reforma, rechazando cualquier acción que pudiera ser clasificada como sabotaje y ataque a los que eran señalados como “agentes” del régimen.

También participó en debates en el centro cultural de la ciudad, que comprendían discusiones y diálogos sobre la revolución y sus objetivos. Durante los debates, se centró en las condiciones de cambio y sus mecanismos, definiéndolos con las demandas de libertad, dignidad y democracia, deseadas por los manifestantes en Siria, para conseguir un país para todo el mundo.

Su hermano Maan participó en las primeras manifestaciones pidiendo libertad y fue detenido en la mezquita de Abdul Karim al-Rifai en Kafr Sousa el 1 de abril de 2011, para ser puesto en libertad en pocos días.

El 6 de septiembre de 2011, después de una larga búsqueda, la División de Inteligencia de la Fuerza Aérea allanó una casa en la que Maan se escondía con sus amigos Mazen Zeidah y Muhammad Tayseer Khulani. Luego lo detuvieron y le obligaron a tender una trampa a su hermano Yahia amenazándole con matarlo. Maan se vio obligado a ponerse en contacto con su hermano y fingir que estaba herido y que necesitaba ayuda urgente. Yahia y Ghyath Matar cayeron en las garras de la inteligencia debido a la emboscada.

A falta de cifras oficiales, la “Red Siria de Derechos Humanos” ha documentado la existencia de más de 118.000 detenidos sirios, el 88% de los cuales se encuentran en centros de detención del régimen sirio, pero algunas estimaciones indican que el número es de más de 215.000 detenidos.

También se ha documentado la muerte de más de 13 mil personas bajo tortura en Siria, el 99% de las cuales murieron en centros de detención del régimen sirio.


Descansa en paz, compañero Yahia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s