Razan Zeitouneh y los #Douma4

La activista siria e investigadora de violaciones de derechos humanos, Razan Zeitouneh, franca, valiente, imparcial y secular, fue secuestrada el 9 de diciembre de 2013 junto con su marido, Wa’el Hamade, y sus colegas Samira Al Khalil y Nazem Al Hamadi. Los cuatro, desde entonces llamados ‘The Douma Four'(Los Cuatro de Duma), por la ciudad en Guta Oriental en la que estaban trabajando, llevan desaparecidos desde entonces.

Autor: Joey Ayoub     |       Traducción: Elena Cal

Publicación original en inglés para IFEX, 5 de septiembre de 2018

En 2005, Razan fundó el sitio web bilingüe (árabe e inglés) Syrian Human Rights Information Link (SHRIL), que se convirtió en una de las primeras fuentes de documentación de abusos contra los derechos humanos por parte de las fuerzas del régimen sirio cuando comenzó la revolución en 2011.

Su activismo ya le había supuesto una prohibición de salida del país en 2002, solo dos años después de que Bashar Assad reemplazara a su padre, Hafez.

A pesar de las amenazas y los riesgos continuos, Zeitouneh no quiso irse de Siria. En una entrevista en 2005, afirmó: “Nunca dejaré este país, nunca”. También dijo que estaba psicológicamente preparada para ser detenida en cualquier momento, agregando: “No tengo miedo”.

Poco después de las protestas iniciales de 2011, Zeitouneh cofundó los Comités de Coordinación Local (LCC, por sus siglas en inglés) para ayudar a organizar manifestaciones y documentar las protestas, así como la brutal represión infligida a los manifestantes por las fuerzas del régimen.

Más tarde, en junio de ese año, cofundó el Centro de Documentación de Violaciones en Siria (VDC, por sus siglas en inglés) para ayudar a documentar “todo tipo de violaciones de los derechos humanos en Siria”.

El VDC era originalmente una rama del Centro Sirio de Medios y Libertad de Expresión (SCM, por sus siglas en inglés), (organización que más tarde se unió a la red IFEX), pero se independizó en 2012 cuando SCM sufrió una redada de las fuerzas de seguridad y 16 miembros del equipo fueron detenidos, incluido el director de la organización, Mazen Darwish, (que en 2015 recibió el Premio de la UNESCO / Guillermo World Press Freedom).

Hasta el día de hoy, el VDC opera en toda Siria con gran riesgo personal. Como explican en su sitio web, los “activistas del VDC corren grandes riesgos al documentar las violaciones de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario cometidas por el gobierno sirio y otros actores armados en el conflicto”.

Por su trabajo, Zeitouneh fue galardonada con el Premio Sájarov a la Libertad de Pensamiento en 2011, el Premio Anna Politkovskaya en 2011, el Premio Ibn Rushd a la Libertad de Pensamiento en 2012, el Premio Internacional a las Mujeres de Coraje en 2013, el Premio Internacional de Liderazgo en 2014 , el Petra-Kelly de la Fundación Heinrich Böll (al VDC) en 2014 y el Premio Martin Ennals en 2016.

Razan fue también uno de los testigos de la masacre química de 2013 por el régimen de Assad en Guta Oriental. En ese momento, dijo que no había “visto semejante muerte en toda mi vida” y que “la gente yacía en el suelo por centenares en los pasillos, en los bordes de las carreteras”.

Más tarde ese año, acusó a los gobiernos occidentales de renunciar a sus “obligaciones éticas y morales en favor de las legales”, haciendo referencia a la Resolución 2118 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, aprobada por unanimidad el 27 de septiembre de 2013 que, según Zeitouneh, “implica que Bashar al-Assad seguirá gobernando Siria por lo menos un año más”.

Los “Cuatro de Duma”

A fines de 2013, Zeitouneh había denunciado en varias ocasiones amenazas relacionadas con su trabajo de documentación de los abusos y atrocidades cometidas por todas las partes en el conflicto.

Esto culminó con su secuestro la noche del 9 de diciembre de 2013, junto a su marido Wa’el Hamade y sus colegas Samira Al Khalil y Nazem Al Hamadi. Los cuatro activistas, desde entonces llamados ‘Douma Four’, haciendo referencia a la ciudad en Guta Oriental en la que estaban trabajando, llevan desaparecidos desde entonces.

Aunque no se ha acusado a nadie oficialmente, la creencia general es que la milicia rebelde Jaysh Al-Islam (Ejército del Islam, JAI) estuvo detrás del secuestro.

Mona Zeineddine, gerente de comunicaciones del SCM, explicó por qué se sospecha que JAI está detrás del secuestro:

“Cuando el levantamiento sirio comenzó en marzo de 2011, vio la necesidad de documentar meticulosamente las violaciones cometidas por el régimen y fundó el Centro de Documentación de Violaciones. El VDC documentó las atrocidades cometidas por todas las partes, independientemente de su afiliación política. Y por esta razón, Razan representaba una amenaza para Jaysh Al Islam, el grupo armado presente en Guta Oriental, muy sospechoso de haberla desaparecido por la fuerza, junto con Samira, Wael y Nazem”.

Además, un oficial de JAI confesó en un tribunal local que envió a Zeitouneh una nota, bajo órdenes del grupo, amenazándola con matarla semanas antes de que fuera secuestrada. El oficial fue luego liberado tras la intervención del líder de JAI, Zahran Alloush.

Yassin Al-Haj Saleh, un notable intelectual sirio y marido de Samira Al Khalil, escribió un artículo en 2014 titulado Why Zahran Alloush Stands Accused (Por qué se acusa a Zahran Alloush). En el texto, Al-Haj Saleh argumenta que Alloush “apenas negó” su responsabilidad, intentando en cambio desviar el tema diciendo que se debe dar más atención a los secuestrados por el régimen de Assad.

Al-Haj Saleh argumentó además que como los Cuatro de Douma fueron secuestrados de un territorio en poder de JAI, y no de ISIS o el régimen, le corresponde a JAI dar explicaciones. Hasta la fecha, no se ha llevado a cabo ninguna investigación sobre el crimen.

Unos meses después del secuestro, una declaración firmada por cientos de activistas y escrita por las familias de los secuestrados pedía su liberación incondicional y responsabilizaba de su bienestar a los autores del secuestro. Desde entonces, la campaña se ha conocido como Free #Douma4 en inglés.

Asaad Al-Ashi, uno de los coordinadores de esa campaña, dijo que su objetivo era “exigir que [la comunidad internacional] ejerza presión sobre sus aliados en el Golfo, que pueden presionar a la oposición armada en Siria para conseguir la liberación incondicional de los detenidos”- una referencia al hecho de que JAI fue financiado y apoyado por Arabia Saudita.

Mucha gente cree que Zeitouneh seguía viva en 2016. Associated Press (AP) informó que un ex preso de la cárcel de Tawbeh, controlada por JAI, informó haber visto allí a Zeitouneh y también se han recibido informaciones de la presencia de pintadas en paredes de Tawbeh que decían “echo de menos a mi madre – Razan Zaitouneh, 2016”. Mazen Darwish ha dicho que hay evidencia de que Zeitouneh estaba en las cárceles gobernadas por JAI hasta al menos principios de 2017, después de lo cual no hay información disponible.

Sin embargo, el destino de los Cuatro de Duma sigue siendo desconocido. La búsqueda se hizo más difícil y la familia, amigos y personas que les apoyan, que no abandonaban la esperanza de hallarlos con vida, sufrieron un revés cuando Guta Oriental fue capturada por las fuerzas del régimen en abril de 2018, después de más de cinco años de asedios y bombardeos. Aunque algunos presos fueron liberados, entre ellos no se encontraba ninguno de los Cuatro de Duma.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s