Ameenah Sawwan: “Sólo nosotros podemos ganar la paz en Siria”

Todo lo que podamos hacer contra esta barbarie cuenta, por poco que sea. Si estamos tratando de aliviar la crisis humanitaria o si nos comprometemos a proporcionar las bases para enfrentar los crímenes cometidos en Siria. Algún día nos sentiremos orgullosos de no habernos dado por vencidos. Porque incluso si Assad gana la guerra, sólo nosotros podemos ganar la paz.

Irrelevant Arabs: “Cómo Raqqa se convirtió en capital del ISIS en Siria” (Parte II)

Es muy difícil averiguar qué es lo que pasa hoy en día dentro del país. Cuando hablamos de Raqqa aquí en los EEUU, sólo oigo mencionar los avances contra el ISIS. Un amigo mío que vive aquí y su familia es de Raqqa, dice que es una locura: actúan como si el ISIS fuese todo lo que hay en la ciudad, olvidando que es una ciudad llena de civiles.

Leila Al Shami: El acto de perdonar (y olvidar)

Hay una cosa que une a todos los sirios y sirias, independientemente de sus opiniones políticas: una sensación de inmenso dolor y pérdida. Y sin duda algún elemento de perdón será necesario para sanar las heridas de una nación fracturada. Pero es difícil ver cómo el país puede avanzar cuando el hombre y el régimen responsables de este horror permanecen en su puesto. Los líderes políticos que presidieron y dirigieron este descenso a la barbarie deben ser responsabilizados por sus crímenes. Como dice la consigna, “sin justicia, no hay paz”.