Irrelevant Arabs: “Cómo Raqqa se convirtió en capital del ISIS en Siria” (Parte II)

Es muy difícil averiguar qué es lo que pasa hoy en día dentro del país. Cuando hablamos de Raqqa aquí en los EEUU, sólo oigo mencionar los avances contra el ISIS. Un amigo mío que vive aquí y su familia es de Raqqa, dice que es una locura: actúan como si el ISIS fuese todo lo que hay en la ciudad, olvidando que es una ciudad llena de civiles.

Irrelevant Arabs: Cómo Raqqa se convirtió en capital del ISIS en Siria (Parte I)

Esta intervención nunca tuvo que ver con los derechos humanos, ni siquiera con intentar imponer cierto orden político “mejorado” en Siria. Si tuviera que ver con derechos humanos los EEUU hubieran intervenido tras la masacre química, por ejemplo, en 2013, o tras cualquiera de las otras masacres que habían sucedido y estaban sucediendo debido a las fuerzas aéreas del régimen. Rehusaron hacerlo.

#RaqqaIsBeingSlaughteredSilently: Siria tal como la conocemos se ha acabado

Cientos de civiles han sido asesinados y heridos durante las últimas semanas y se ha destruido de forma masiva la infraestructura de la ciudad, las zonas residenciales y las infraestructuras básicas para el mantenimiento de la vida. Todos estos estragos se han producido antes de que las SDF hayan entrado en la ciudad propiamente dicha. ¿Cuál será el resultado cuando finalmente esta entrada se produzca? ¿Cómo será esta “liberación”? ¿Acaso la gente de Raqqa comparte la misma definición de “liberación” que estas fuerzas? Hay muchas preguntas importantes sin otra respuesta que el silencio continuo que asfixia a la ciudad.

El fundador de la Red Siria por los Derechos Humanos (SN4HR) reflexiona sobre los 6 años documentando la guerra: “Las muertes no se detienen y nosotros tampoco podemos”

Un hombre ha dedicado su vida a contestar a estas preguntas documentando incansablemente las violaciones de todas las partes involucradas en la guerra de Siria.

“El asesinato, las violaciones de los derechos humanos no se detienen”, dice Fadel Abdul Ghani, fundador y director de la Red Siria por los Derechos Humanos (SN4HR). – “Nosotros tampoco podemos”.